AfrikaansArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanGreekHindiItalianJapaneseKoreanPortugueseRussianSpanishTurkish

El Carnaval de Negros y Blancos se renovó en 2021

COMPARTIR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Hasta el 7 de enero se celebrará el primer Carnaval del año en el país. Sus eventos se transmiten por canales virtuales, televisivos y emisoras.

La fiesta más importante del sur de Colombia, el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, Nariño, inició su calendario oficial el pasado 2 de enero con un homenaje a la Virgen de las Mercedes, patrona de los pastusos, en el que también estuvieron presentes la reina del Carnaval, Lina Delgado, y Andrés Jaramillo, gerente de Corpocarnaval y artesano de la fiesta.

Esta celebración, que se realiza de manera virtual por la pandemia, es resultado de un “grito al unísono” de todos los artistas y cultores que la hacen posible, maestros y maestras que, como manifestó a EL HERALDO Lorena Burbano, directora de comunicaciones de la mencionada entidad, “han decido hacer un proceso conjunto, integrado, en una unión de voluntades”.

“Sin la voluntad de los artistas y sin el compromisos de ellos esto no se hubiera llevado a cabo”, resaltó  por su parte Jaramillo, quien recordó que la festividad se realiza por estos días bajo la lluvia.

El evento, que en su edición pasada congregó a cerca de 1 millón de visitantes, dispuso una agenda variada tanto para su precarnaval (del 28 al 31 de diciembre) como para sus días de fiesta oficiales (del 2 al 7 de enero).

Para ello desarrolló múltiples recursos alternativos como gafas 3D que fueron dadas en concurso para brindar una experiencia inmersiva, juegos interactivos, una playlist con los “Carnavalazos Bailables del 2021” y transmisiones por Telepacífico, los canales regionales, RCN internacional y el Sistema de Medios Públicos  RTVC.

Alrededor de 2.500 artistas del Carnaval dan muestra de su creatividad desde la danza, la música, el baile y las obras que este año se trasladaron de las calles de la ciudad a la Concha Acústica Agustín Agualongo, desde donde se realizan las transmisiones para los canales virtuales, televisivos y emisoras.

Los trajes de los artistas evocan la historia del evento y sus rituales.

El Carnaval de Negros y Blancos aspira a dar a conocer lo que en otras ediciones los desfiles y las aglomeraciones callejeras no permiten. “El desfile de la carroza es maravilloso, pero usualmente desconocemos a los artistas, por eso nos preparamos para evidenciar los rostros y los rastros de los cultores del Carnaval”.

Los eventos reúnen distintas modalidades ideadas para entregar una “obra unitaria” a la ciudadanía. “Tenemos modalidades como disfraz individual, comparsa, murga, carroza y carroza no motorizada, así como a nuestros colectivos coreográficos”, dijo Burbano.

En su concentración ha habido espacio para distintos formatos musicales como orquestas tropicales, música andina, música campesina, rock- carnaval, entre otros.

Sus puestas en escena combinan la teatralidad y el arte circense, una de ellas titulada De negros y blancos: epifanía del Carnaval, la cual cuenta la historia de la familia Rosero, cuyos miembros juegan desde su hogar al Carnaval de Negros y Blancos en medio del confinamiento por la pandemia.

Con esta iniciativa Corpocarnaval busca mostrar cómo la fiesta sobrevive en medio de las circunstancias actuales, y por la que sus actores se han adaptado conjugando esfuerzos a pesar del bajón de los recursos. “Nuestro carnaval es valiente y sale adelante a pesar de las dificultades. Detrás de él están las obras maravillosas de nuestros maestros”, agregaron los organizadores.

Durante el Día de Negro en una edición anterior de la fiesta de los pastusos.
Orígenes

El Carnaval de Negros y Blancos, declarado el 30 de septiembre de 2000 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, tiene su origen en la fusión de múltiples culturas y expresiones, correspondientes a los Andes, la Amazonia y la cultura del Pacífico. Según consigna su sitio web (carnavaldepasto.org), la fiesta nació en el siglo XVI en el año 1546. Dos de sus eventos tradicionales son los del 5 y 6 de enero (Día de Negro y Día de Blanco), cuando los pastusos se pintan el rostro con cosméticos negros o blancos, según el día.

Relacionados