AfrikaansArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanGreekHindiItalianJapaneseKoreanPortugueseRussianSpanishTurkish

Regreso a clases presenciales en Ipiales es realidad; en Pasto es incierto

COMPARTIR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

El regreso a clases presenciales en el departamento de Nariño empezó en la ciudad fronteriza de Ipiales, con el retorno del 50 por ciento de los estudiantes en las instituciones educativas oficiales y en la modalidad de alternancia.

En medio de grandes expectativas y con muchas ilusiones, pero cumpliendo con todas las normas de bioseguridad, los alumnos regresaron el pasado lunes a sus colegios, después de un año y cinco meses de haber recibido la enseñanza de manera virtual en sus residencias.

Para el secretario de Educación de Ipiales, Alex Arteaga, ahora en cada plantel educativo se ejerce un estricto control sobre el lavado de manos, uso de tapabocas y el distanciamiento entre los estudiantes.

Aunque reconoció que hay padres de familia que no quisieron enviar a sus hijos al colegio por estar de acuerdo con la educación virtual, hay un gran porcentaje que si permitió que regresen a clases porque ahora las condiciones son distintas.

Álvaro Flórez, rector de la Institución Educativa Ciudad de Ipiales, recalcó que se hizo todo lo posible para que los estudiantes cumplan con los protocolos de bioseguridad y sientan una mayor confianza a su regreso a las aulas.

“Es un reencuentro que lo estábamos esperando, afortunadamente hemos logrado un 92 por ciento de asistencia de estudiantes lo cual es muy positivo”, afirmó y dijo que se está cumpliendo con el aforo del 50 por ciento en un día y el 50 por ciento restante al otro día.

Son alrededor de 600 estudiantes en cada jornada pero se insiste en la cultura del autocuidado.

“Lastimosamente sienten que hay mucha restricción ya que se debe conservar el distanciamiento entre ellos”, y para evitar las aglomeraciones no se están prestando los servicios de las tiendas escolares ni las cafeterías, por lo que cada estudiante debe llevar su propio refrigerio.

Mientras tanto los docentes volvieron con algún temor “pero todos están en la disposición de cumplir con el trabajo, inclusive, muchos de ellos están ayudando para que el proceso se cumpla sin dificultades”.

Lo propio sucedió en la Institución Educativa Sucre de Ipiales donde inicialmente se recibieron a los estudiante de los grados noveno, décimo y once pero cumpliendo con las normas exigidas por el Ministerio de Educación Nacional.

“Queremos ser responsables en cuanto a la situación de las aglomeraciones, por eso está llegando el 50 por ciento de los estudiantes un día y el otro 50 por ciento al día siguiente”, explicó uno de los coordinadores.

Expresó que ha visto en el regreso a clases de los jóvenes una gran expectativa, en otros con algún temor, con mayor razón porque la población estudiantil aún no ha recibido la vacuna; el próximo viernes se hará un análisis para ajustar las acciones que sean necesarias con el fin de garantizar un ambiente estudiantil favorable.

“Hay profesores que se enfermaron y no han venido a clases porque no han recibido la vacuna, esperamos que no suceda nada y que siga bajando la ocupación de camas UCI en la ciudad”, dijo y añadió “aquí en Ipiales si bien se hizo una vacunación piloto, pero nos preocupa mucho la presencia de los migrantes, la gente que viene del Ecuador por los pasos ilegales y que puedan venir con sus infecciones”.

En Pasto el panorama es otro

En cambio, en Pasto, la capital de Nariño, el panorama es completamente distinto porque los estudiantes no han regresado a clases y su retorno es muy incierto porque en las últimas horas el Juzgado Cuarto Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras le ordenó a la Secretaría de Educación Municipal que en un plazo de 24 horas entregue el listado de las instituciones educativas que cumplan con el 100 por ciento de las medidas de bioseguridad, para el retorno presencial a las clases.

Según la orden judicial, “encuentra este despacho la necesidad de obtener una información más específica sobre este tópico y de esta manera tomar la decisión que en derecho corresponde”.

Para el citado juzgado, los estudiantes deben regresar a clases siempre y cuando dispongan de los elementos de infraestructura para el adecuado lavado de manos, al igual que la infraestructura física que permita mantener el distanciamiento físico mínimo de un metro, tener una ventilación adecuada y los medios y el personal necesario para cumplir con los protocolos de limpieza y desinfección.

De no cumplirse con las mencionadas exigencias, para los estudiantes de establecimientos educativos oficiales las clases virtuales deberán continuar por un tiempo indefinido.

La Secretaría de Educación aún no se ha pronunciado.

Relacionados